Laura. Otto Preminger. 1944. USA.

vlcsnap-2015-08-15-09h50m32s212

1

¿Quién es Laura? ¿Quién es esta mujer cuya belleza sobrenatural le embarulla la cabeza a cualquier hombre hasta obsesionarlo? Para el policía McPherson, Laura es algo más que un simple deseo impronunciable: es ese sueño que se convierte en realidad justo cuando te despiertas.

Dueña de unos gestos y un encanto que nos atorran el cerebro, Laura no es tanto una femme fatal, al estilo Bárbara Stanwick (Perdición, 1944), o una bobalicona y despistada, al estilo Rebecca (1940), sino más bien una criatura que se mueve a partes iguales entre cierto aire fetichista y cierta luz de nieve.

vlcsnap-2015-08-15-09h56m59s215

¿Es su retrato una simple efigie o es ella la Belleza en persona? Por momentos parecería lo segundo porque, aun desde la otra vida, Laura se da el lujo de escoger a quien se le dé la gana. No importa si se es una celebridad. O un policía medio gánster. O un gigoló de baja estofa. No, nada importa. Laura atrapa a quienquiera en el campo gravitatorio de su embrujo porque, cómo dudarlo, es capaz de incitar incluso a un amor post-mortem. Una gema.

En el cuadro que domina la sala de su casa, su belleza mural hechiza y aturde. Y en persona ni se diga: emboba y deja sin palabras a Waldo Lydecker, un francotirador de ironías cuya irrefrenable acidez lo lleva a decir cosas como esta: «No utilizo estilográfica. Escribo con una pluma de ganso mojada en veneno.»

Y claro: paternalista y controlador, más que posesivo, Lydecker encuentra en Laura a su fruta prohibida. A su Eva. Pero ella no puede evitar fijarse en hombres como Shelby Carpenter, un vividor que puede soportar una mancha en su conciencia pero no en su traje.

MTI0ODkxNTU2Mjg4MTczMzMw

2

Estrenada hace 71 años, Laura sigue esa línea de mujeres irresistibles del cine negro de la era del Star System. A caballo entre el género criminalístico y el melodrama clásico, Laura guarda semejanzas con La mujer del cuadro (1944), y Jennie (1948), aunque sin alcanzar la vaga y lechosa irrealidad de éstas.

Moviéndose entre cortinas de ambigüedad y de misterio, la cinta aprovecha las virtudes del zoom, las tomas largas, una pegadiza melodía -“Laura”, compuesta por David Raskin-, para sumirnos en un thriller onírico que no decae un segundo.

Así, secuencias planeadas con minuciosidad geométrica, elegantes mujeres americanas, pitilleras de oro, cigarrillos, apartamentos de lujo, amores de ultratumba, travellings certeros, diálogos chispeantes, pocos decorados, pocos actores, ritmo sostenido, metraje preciso, actuaciones memorables -en especial la de Lydecker-, suman un mosaico tal que nada falta ni sobra. Aquí, sin alharacas de chequeras, sin pompas ni aspavientos, encuentras motivos suficientes para acomodarte a la butaca. Casi una obra maestra.

vlcsnap-2015-08-15-09h35m09s244

Y decimos casi, porque para alcanzar el paraíso cinematográfico, el del Séptimo Arte, los camellos candidatos deben poseer tal nitidez y tal finura en las zancadas que nada les impida atravesar una aguja tan estrecha.

Ahora, quizá porque en un primer visionado nos volvemos un poco policías en busca del enigma, dejamos escapar que los encuadres, mirados con atención, enfatizan ciertos objetos -el reloj- que nos dan pistas sobre el desenlace de la trama. El plano final, por ejemplo, no pudo ser mejor concebido.

3

Enamorarse de una muerta no siempre es necrofilia. No necesariamente se necesita el concurso de un muerto. A veces, en la vida diaria, y con más frecuencia de la que sospechamos, abrazamos agónicos amores que suponemos muy vivos; justo como le sucede al fatuo de Lydecker.

Pero no. No era necesaria tanta crueldad. Quizá era suficiente con que al detectarla y al concientizarse de ella, a este hombre no le quedara más que resignarse y decir: “Cuando un hombre tiene todo lo que ambiciona, excepto lo que más desea, pierde el respeto por sí mismo.”

Pobre. Su amor fue sólo una alucinación. El sueño de una noche de ultratumba.

vlcsnap-2015-08-13-23h39m18s145

Anuncios

2 Respuestas a “Laura. Otto Preminger. 1944. USA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s